Extraditado. Javier Duarte llega este lunes a México

0

José Meléndez, enviado
CIUDAD DE GUATEMALA, julio 17 (SUN).- Tras pasar 93 días en Matamoros, una prisión de una fortaleza militar en esta capital, el político mexicano Javier Duarte de Ochoa, de 43 años, nueve meses y 28 días de edad, será extraditado este lunes de Guatemala a México, en la continuación de un proceso para ser sometido a la justicia de su país por delitos federales y estatales en un escándalo de presunta corrupción política, confirmó el gobierno guatemalteco.
La entrega del ex gobernador de Veracruz a las autoridades mexicanas se hará este lunes a las 09:00 horas locales (10:00 en el centro de México) en el hangar de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) dentro del aeropuerto internacional de La Aurora, el principal de esta nación, informó el Ministerio de Gobernación de Guatemala.
El presidente guatemalteco, Jimmy Morales Cabrera, anunció el sábado anterior que el político será extraditado este lunes y que es una forma de fortalecer los lazos de cooperación entre México y Guatemala.
“Se ha tenido toda la custodia de él y ya se hicieron todos los trámites de extradición y, Dios mediante, sin ninguna novedad, el lunes estaremos haciendo todo el proceso de traslado del reo hacia la República mexicana”, informó Morales durante una actividad de la Policía Nacional Civil (PNC) .
Al preguntársele si la entrega es una manera de combatir a la corrupción que golpea a América Latina, respondió: “Por supuesto. Es una lucha que estamos tratando de encabezar todo el [Poder] Ejecutivo y tratando de dar apoyo a las instituciones que tienen que velar por las investigaciones y por el impartir justicia en toda Guatemala”.
Una fuente de alto rango de Gobernación de Guatemala dijo a EL UNIVERSAL que México enviará un avión de la Procuraduría General de la República (PGR) a recoger a Duarte.
Duarte, capturado a solicitud de México con fines de extradición en la noche del 15 de abril anterior en el suroccidente de Guatemala tras seis meses en fuga, permanece preso desde el 16 de ese mes en Matamoros, centro penitenciario de máxima seguridad para prisioneros de alta peligrosidad y relevancia política en el que ha permanecido 93 días. De allí saldrá rumbo al aeropuerto y se prevé que será trasladado en un operativo con fuertes medidas de seguridad penitenciaria y policial.
El viernes 7 de julio, Guatemala urgió a México a llevarse a Duarte lo más rápido posible y confirmó que le reforzó la seguridad, por temor a un atentado de grupos mafiosos en contra del ex gobernador por ser poseedor de abundante información que puede perjudicar a “muchas personas criminales” y “tiene muchas cosas que decir” ante la justicia mexicana.
El gobernador de Veracruz de 2010 a 2016 se someterá a la justicia por los supuestos cargos federales de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita y los presuntos delitos en ese estado de dos acusaciones de tráfico de influencias, así como por incumplimiento del deber legal, abuso de autoridad, peculado y coalición.
Ante dos instancias judiciales de la capital guatemalteca —los tribunales Quinto y Tercero, ambos de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente—, Duarte aceptó ser extraditado a México. Ante el Tercero lo hizo el martes de 27 de junio anterior por los presuntos delitos estatales en su contra y en el Quinto se allanó a la extradición el pasado martes 4 de julio por las acusaciones de supuestos cargos federales.