Exoneran a funcionarios de supuestas irregularidades electorales

0
23

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 19 (SUN).- La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación eximió a funcionarios del gobierno del Estado de México de irregularidades denunciadas por Morena, entre ellas supuesta coacción del voto, uso de programas sociales con fines electorales y violación a las reglas de la equidad en la contienda con el reparto de tarjetas La Efectiva.En sesión pública realizada hoy los magistrados confirmaron las sentencias que el Tribunal Electoral del Estado emitió al resolver las denuncias por la campaña de difusión “Historias que cuentan”, promovida por el gobierno presuntamente para favorecer al PRI, y por la actividad de funcionarios locales en 55 eventos para repartir la tarjeta, como parte del programa “Mujeres que logran en grande”.

Por unanimidad los juzgadores validaron el criterio del TEEM según el cual las violaciones atribuidas al PRI son inexistentes, y que Morena partió “de la premisa falsa de que con la acreditación de los hechos (la propaganda o el reparto) se acredita la irregularidad” de que fue para favorecer a un partido, lo cual no se confirmó.

“No existe ningún medio de prueba que permita establecer que la entrega de las tarjetas La Efectiva haya sido condicionada a que los beneficiarios otorgaran su voto a un determinado partido político en la próxima jornada electoral, de ahí que sea inexistente la trasgresión a los principios de imparcialidad y equidad en la contienda”, confirmó el TEPJF.

Por este caso quedaron eximidos de responsabilidad lsis Ávila Muñoz, presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF); Arturo Osornio Sánchez, titular de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado y Carolina Alanís Moreno, directora general del DIF, quienes habían sido acusados por Morena por supuesto uso indebido de recursos públicos y coacción al voto.

En el caso de la propaganda “Historias que cuentan” los magistrados validaron que, como determinó el TEEM, no es propaganda, no está relacionada con la elección ni con partido alguno, y “no cumple con los requisitos para considerarse propaganda electoral, toda vez que en ella no se hace alusión a plataforma electoral alguna, ni se menciona el día en que se realizará la jornada electoral, y menos aún, se solicita el voto de los ciudadanos para ocupar un cargo de elección popular”.

Un tercer juicio fue desechado por fallas en el procedimiento. Este fue promovido por el PAN y Morena, en contra del gobernador Eruviel Ávila y otros funcionarios por supuesto uso indebido de recursos públicos y difusión de propaganda gubernamental en periodo de campañas electorales, por pautar un spot de radio y televisión en el que se difunde la entrega de becas y laptops a estudiantes mexiquenses, supuestamente para favorecer al PRI.