Candidato externo del PRI, medida desesperada: PAN y PRD

0

El vicecoordinador de los diputados del PAN, Federico Döring, dijo que la decisión de los priístas de abrir las puertas a un externo para contender por la candidatura presidencial, “es una medida desesperada”, porque saben que el presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete “están quemados”, y no tienen posibilidades en las urnas, de ahí que tienen que ir a buscar un externo, dado que “no son capaces” de postular a un priísta por “miedo y por lo que han hecho con México”.

Sobre poner un candado para que los plurinominales no puedan acceder a otro cargo inmediato, Döring Casar dijo que es un golpe “demagógico, populista” ya que lo hacen al interior del partido, sabiendo que eso puede ser inconstitucional, toda vez que la reelección todavía no está legislada y podría ser atacada en tribunales, “están engañando a la opinión pública”.

El vicecoordinador del PRD en la Cámara Baja, Jesús Zambrano, apuntó que en realidad la apertura del PRI a candidatos externos no obedece a que estén abiertos a ciudadanos o gente que no haya participado en la política, sino a que pueda participar personas que no militan en el partido, pero que participan en él.

Es para meter en juego el dedazo presidencial a otros que no han tenido militancia ni cargos de elección, es una decisión que avanza a la apertura, pero que no es un gran cambio a lo que se refiere modificar el régimen político, asentó.

En cuanto el candado a los plurinominales, Zambrano Grijalva indicó que llama la atención que esta modificación que falta sea avalada por el Consejo, se dé cuando se está por legislar la reelección en los cargos de elección popular, además de que es un “reclamo” de un sector del PRI que dice: “no acaparen, repartan un poquito, no se despachen con la cuchara grande los mismos de siempre. Aunque también deberían debatir sobre si avalan o no los gobiernos de coalición”, sostuvo.

El secretario de Comunicación del PAN, Fernando Rodríguez Doval, agregó que si bien su partido es respetuoso de las decisiones relacionadas con su vida interna que toman los demás partidos, lo que sí es un hecho es que el PRI está haciendo de todo para lograr que la ciudadanía confíe en ellos, pese a los escándalos de corrupción de sus gobernadores y de la mala administración del gobierno federal.

“Lo que sí parece claro hoy en día es que haga lo que haga el PRI va a perder las elecciones presidenciales de 2018. Estos años de desastroso gobierno no serán perdonados por los ciudadanos en las urnas”, asentó.