Breves de finanzas

0

Sin cambio, pronóstico de crecimiento del FMI

WASHINGTON, EU., abril 19 (SUN).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sin cambio su estimación de crecimiento económico para México para este año y el siguiente.

En el Informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO por sus siglas en inglés) que dio a conocer previo a la Reunión de Primavera que realiza con el Banco Mundial (BM), dejó en 1.7% la expectativa, que se estableció en enero pasado, para la economía mexicana para 2017.

Para el próximo año el FMI tampoco ajustó su pronóstico de 2%, como estimó en el reporte previo.

Es la primera vez en lo que va del año que el fondo no modifica su proyección y después de casi seis ajustes que realizó en 2016 como consecuencia del contexto externo adverso.

“En nuestras previsiones no tenemos una subida en las barreras comerciales, pensamos que es un riesgo, pero no lo tenemos en nuestra revisión”, dijo a EL UNIVERSAL el subdirector de Investigación Económica del FMI, Gian María Milesi.

El directivo explicó que las previsiones más que nada quedaron igual por la incertidumbre que está influyendo en la toma de decisiones de los inversionistas.

Apenas en enero pasado, cuando recortó su pronóstico de 2.3% a 1.7% para 2017, el FMI anticipaba que México junto con Brasil serían las economías más afectadas por la incertidumbre generada alrededor de las políticas que podría emprender la nueva administración en Estados Unidos, encabezada por Donald Trump.

También en enero redujo a 2% la previsión para 2018; en ambos casos representó una disminución de 0.6 puntos porcentuales frente a la proyección de octubre del año pasado.

No hay receta mágica. El consejero económico del FMI, Maurice Obstfeld, dijo que el organismo internacional elevó de 3.4% a 3.5% las expectativas para la economía mundial para este año y para 2018 anticipa un mayor crecimiento de 3.6%.

“Hay 5 de cada 10 jóvenes en nueva clase vulnerable”

CIUDAD DE MÉXICO, abril 19 (SUN).- La mitad de los jóvenes mexicanos viven en la llamada clase vulnerable, es decir: no son pobres ni de clase media, algunos no estudian ni trabajan y los que laboran lo hacen en la informalidad, dice el jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe del Centro de la OCDE, Ángel Melguizo.

En tanto, otros emprenden con el único fin de subsistir, por lo que faltan políticas que impulsen su capacitación y su incorporación a la formalidad, dice en entrevista con EL UNIVERSAL.

En México, 21 de cada 100 jóvenes de entre 15 y 24 años trabajan en la informalidad y 24 de cada 100 no estudian ni trabajan ni se capacitan.

Explica que los jóvenes que viven en la clase vulnerable, cuyas familias viven con entre cuatro y 10 dólares por persona, corren el riesgo de caer en la pobreza si no se les capacita y se les brindan herramientas para integrarse a la formalidad.

Para aprovechar el bono demográfico, que sólo durará hasta 2020, es necesario capacitar a los jóvenes y darles herramientas para que logren tener desarrollar habilidades gerenciales.

El representante de la OCDE menciona que, de acuerdo con el estudio Perspectivas económicas de América Latina 2017, el emprendimiento en América Latina es poco dinámico y predomina el de subsistencia.

En México, 17% de los emprendedores crea una actividad con el único objetivo de subsistir, proporción menor al 26% promedio en Latinoamérica.

El otro problema, añade Melguizo, es que en América Latina las empresas tienen más problemas para encontrar trabajadores con las competencias que necesitan, ya que 45% de los negocios de la región no logra tener a los trabajadores deseados, mientras que en México el porcentaje sube a 49%.

Estos jóvenes del sector de los vulnerables requieren políticas públicas que impulsen su incorporación a la formalidad, a la capacitación, y que en caso de ser emprendedores logren acceder a financiamiento y a esquemas de apoyo que les permitan vincular su empresa con el exterior.

Impuesto a refrescos funciona en EU: estudio

CIUDAD DE MÉXICO, abril 19 (SUN).- Un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte y por el Instituto de Salud Pública (PHI, por sus siglas en inglés) mostró una reducción de 9.6% en el volumen de ventas de las bebidas azucaradas que fueron gravadas con un impuesto en la ciudad estadounidense de Berkeley, California.

“Las ventas en onzas de las bebidas azucaradas gravadas cayeron 9.6% en relación con las ventas proyectadas sin contemplar el impuesto, mientras que las ventas de las bebidas no gravadas crecieron 3.5%”, indicó el fragmento del estudio publicado por la revista PLOS Medicine.

Desde noviembre de 2014, la ciudad de Berkeley comenzó a aplicar el impuesto de un centavo por onza a los refrescos y bebidas azucaradas.

“El gasto de los consumidores por transacción (ticket promedio en tiendas) no incrementó ni las ganancias cayeron más en Berkeley, mientras que las bebidas azucaradas crecieron 6.9% en otras ciudades comparables.

“Los hallazgos de este estudio, aunque limitado por su diseño de observación, sugieren que el impuesto a las bebidas azucaradas podría ser efectivo en impulsar a los consumidores a comprar bebidas saludables sin causar dificultades económicas”, indicaron los especialistas.

El trabajo llamado Cambios en precios, ventas, gasto del consumidor y consumo de bebidas un año después del impuesto a las bebidas azucaradas en Berkeley, California, EU: un estudio antes y después se divulgó este martes con la participación de investigadores como Lynn Silver, Shu Wen, Suzanne Ryan-Ibarra, Lindsey Smith, Martha Induni, Donna Miles, Jennifer Poti y Barry Popkin.

El método utilizado en el estudio incluye la comparación antes de la llegada del impuesto (previo a enero de 2015) y el primer año después del gravamen (1 de marzo de 2015 a 29 de febrero de 2016).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here